¡SÍ ES POSIBLE! ¿CÓMO ESTUDIAR Y TRABAJAR AL TIEMPO?

Para muchas personas, estudiar y trabajar a la vez es una realidad y un reto que se debe asumir si se quiere lograr el objetivo de acceder a la educación superior, pero esto no debe ser un impedimento para alcanzar esas metas trazadas. Lograrlo sí es posible, aunque requiere de mucha disposición y disciplina.

Antes de determinar el plan de acción, es importante hacerte algunas preguntas que te ayuden a identificar qué necesitas para cumplir con tus obligaciones y objetivos para el futuro. Tal vez la más importante de ellas es: ¿qué voy a estudiar?, pues sin esta respuesta no podremos trazar el camino a seguir.

Existen muchas formas de averiguarlo, tal vez una de las más efectivas es el acompañamiento vocacional, el cual te permite obtener una orientación o asesoría de primera mano y así tomar la mejor decisión frente a tu futuro. Puedes consultar con amigos, familiares, conocidos o acceder a los servicios que algunas empresas especializadas como ESCALA Educación te ofrecen para resolverlo.

No solo es importante saber qué quieres estudiar, también es necesario que entiendas el esfuerzo económico que debes hacer para lograr tu objetivo. Esto te permitirá trazar un plan de cómo financiar tus estudios sin descuidar tus obligaciones, ni caer en deudas interminables con entidades financieras. Te aconsejamos buscar planes de ahorro programado y comparar diferentes opciones de financiación y de pago que te eviten futuros dolores de cabeza.

Después de responder estos interrogantes, podrás seguir con el plan de estudiar y trabajar a la vez. En este artículo te daremos algunos consejos de cómo equilibrar la balanza entre el estudio y la vida laboral.

Organiza tu agenda

¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy!

Planear es una de las claves fundamentales para lograr el éxito. Saber organizar las obligaciones laborales con los compromisos académicos es indispensable para cumplir con ambas responsabilidades. Existen numerosas formas de organizar tu tiempo: el uso de aplicaciones como Google Calendar, Trello y Wunderlist te permiten visualizar tus obligaciones diarias. Así podrás saber cómo distribuir adecuadamente tu tiempo y cumplir con todos tus compromisos laborales, académicos y sociales.

Prioriza

Después de visualizar tus responsabilidades en la agenda, es imprescindible que sepas cómo priorizarlas. Identifica cuáles actividades son urgentes y cuáles son importantes y diseña un plan de trabajo de acuerdo con la relevancia que tengan tus obligaciones y así aumentar tu productividad en el estudio y en el trabajo.

Para esto, te recomendamos la técnica de la Matriz de Gestión del Tiempo, la cual te ayudará a determinar cómo priorizar, organizar y descartar tus actividades según su grado de urgencia e importancia.

Informa en tu trabajo

Es esencial que tus jefes inmediatos y compañeros de trabajo sepan que estás estudiando. Compartir tu horario académico y de clases puede, en algunos casos, servir para llegar a acuerdos con la empresa, como hacer teletrabajo, ausentarse en épocas de exámenes, tener flexibilidad en los horarios y sobre todo, para que la empresa conozca tu situación.

Se disciplinado

Evitar las distracciones puede ser algo difícil, pero es clave a la hora de optimizar tu día y tu energía. Reduce tiempos de forma sencilla en actividades cotidianas: si antes pasabas 8 horas con tus amigos, puedes estar 6 y aprovechar las otras 2 horas adelantando algún trabajo. También puedes planear adecuadamente tus desplazamientos y evitar perder tiempo en recorridos extensos, o reducir tus horas de ocio (pero sin eliminarlas por completo).

Lo más importante es que procures cumplir siempre con los horarios que te fijaste previamente en tu agenda, así evitarás desenfocarte y causarte un estrés innecesario al ver que no dispones del tiempo suficiente para hacerlo todo.

Te aconsejamos que, además, seas lo más organizado posible con tu dinero y así evitar que luego estés pensando en cómo pagar todas tus obligaciones a tiempo y sin endeudarte. Los hábitos de ahorro y la disciplina en este aspecto son fundamentales para que no te quedes a medio camino en tu meta de finalizar tu educación.

No te exijas más de la cuenta

Si bien trabajar y estudiar al tiempo es un reto, procura no excederte con tus responsabilidades. Comienza partiendo del principio de realidad y piensa hasta qué punto puedes manejar tus compromisos sin sobrecargarte o comprometer tu salud.

Intenta hacer un balance y entiende que, posiblemente, te tome más tiempo culminar tus estudios que a otras personas. Es importante descansar lo suficiente para poder continuar con el ritmo de vida sin sacrificar elementos esenciales como la alimentación y el descanso adecuado.

Si te exiges más de lo necesario, tendrás la sensación de que no puedes más y terminarás tirando la toalla a medio camino. Haz un balance entre tus obligaciones y tu vida social y así podrás cumplir con tus objetivos sin dejar de disfrutar de aquello que te gusta.

Ten en cuenta que trabajar y estudiar también tiene sus ventajas. Te permite conocer de primera mano cómo funciona el mundo empresarial y no sólo desde la academia. Además, tienes la posibilidad de aplicar muchos de los conocimientos que vas adquiriendo a lo largo de tu proceso de formación en el ámbito laboral. Igualmente, puedes incrementar tus oportunidades de trabajo al hacer contactos con personas que te pueden ayudar en tu trayectoria laboral y así expandir tu red.

Finalmente, entiende que no estás solo. Aprovecha este proceso para consolidarte como un mejor trabajador y un estudiante destacado, busca el apoyo de amigos, compañeros, familiares y organizaciones especializadas como ESCALA Educación que puedan guiarte y ayudarte a cumplir tus metas. Acércate a las oportunidades de becas, descuentos, programas de financiamiento o planes de ahorro programado que pueden aminorar las cargas económicas que representa estudiar y a la vez cumplir con las obligaciones diarias.

¿Deseas conocer cómo puedes iniciar tus planes de ahorro programado para acceder a la educación superior? ¡Contáctate con nosotros! Déjanos tus comentarios o ingresa aquí tus datos personales y podrás recibir una asesoría gratuita y conocer nuestros servicios de ahorro, acompañamiento vocacional y de ayuda en tus procesos de pago.

¡Sí es posible! En ESCALA Educación te acercamos a tu meta de estudiar.

Tomado de: Finanzas Personales. Revista Dinero.

WhatsApp chat